1. Inicio
  2. Principales resultados

Principales resultados

Los resultados presentados corresponden al INGEI de Chile 1990-2018 que es parte del Cuarto Informe Bienal de Actualización y del Informe del Inventario Nacional de Chile 1990-2018, presentados por el país ante la CMNUCC en diciembre de 2018 y en marzo de 2019, respectivamente.

Las estimaciones de las emisiones y absorciones de GEI hacen referencia al último año del inventario (2018), a menos que se especifique algo distinto.

El término «emisiones de GEI totales» refiere solo a la sumatoria de las emisiones de GEI nacionales, expresadas en CO2 eq. Este término excluye las fuentes de emisión y sumideros de absorción del sector UTCUTS. Por otro lado el término «balance de emisiones y absorciones de GEI», «balance de GEI» o «emisiones netas» refiere a las emisiones menos las absorciones de GEI nacionales, expresadas en dióxido de carbono equivalente (COeq). Este término incluye todas las fuentes de emisiones y sumideros de absorción del sector UTCUTS.

En 2018, el balance de GEI[1] de Chile contabilizó 48.321 kt CO2 eq, incrementándose en un 542 % desde 1990 y en un 36 % desde 2016 (Tabla 5). Los principales causantes de la tendencia del balance de GEI (Figura 3) son las emisiones de CO2 generadas por la quema de combustibles fósiles (contabilizadas en el sector Energía) y las absorciones de CO2 de las tierras forestales (contabilizadas en el sector UTCUTS); los valores observados que escapan de la tendencia del balance de GEI (en 1998, 2002, 2007, 2012, 2015 y especialmente 2017) son consecuencias, principalmente, de las emisiones de GEI generadas por incendios forestales (contabilizadas en el sector UTCUTS) y cambios en la participación de los principales energéticos consumidos en el país (diésel, gasolina, gas natural y carbón).

Tabla 5. INGEI de Chile: emisiones y absorciones de GEI (kt CO2 eq) por sector, serie 1990-2018

Sector 1990 2000 2010 2013 2016 2017 2018
1. Energía             33.631,4           51.746,4           66.607,7           79.901,3           86.191,0           86.896,1              86.954,3
2. IPPU               2.224,2             4.803,6             4.279,6             5.084,5             5.977,1             6.079,8                6.611,3
3. Agricultura             11.834,8           13.708,9           12.921,1           12.597,4           11.881,3           11.724,0              11.789,4
4. UTCUTS –           60.152,6 –         73.364,3 –         76.966,4 –         77.561,5 –         74.697,9 –         11.710,3 –           63.991,9
5. Residuos               1.519,0             2.742,6             4.133,6             5.095,1             6.106,6             6.515,7                6.957,6
Balance –           10.943,1 –              362,9           10.975,6           25.116,9           35.458,2           99.505,3              48.320,7
Total             49.209,5           73.001,4           87.942,1         102.678,4         110.156,0         111.215,6            112.312,6

Fuente: Equipo Técnico Coordinador del MMA

Es importante indicar que el balance de GEI del 2017 escapa de la tendencia, alcanzando 99.505 kt CO2 eq, lo que corresponde a un incremento de 181 % respecto al balance del 2016. Este incremento se debe a los grandes incendios que afectaron la zona centro y sur del país durante esa temporada, los que alcanzaron a afectar cerca de 570.000 ha de tierras forestales, cultivos y pastizales principalmente. Sólo los incendios en tierras forestales del 2017 contabilizaron 57.406 kt CO2 eq, lo que equivale a más de lo que emitieron el transporte terrestre y la generación eléctrica en suma durante el mismo año.

Por otra parte, en 2018, las emisiones de GEI totales[2] del país contabilizaron 112.313 kt CO2 eq, incrementándose en un 128 % desde 1990 y en un 2 % desde 2016 (Tabla 5). Los principales causantes de la tendencia en las emisiones de GEI totales (Figura 4) son las emisiones de CO2 generadas por la quema de combustibles fósiles para la generación eléctrica y el transporte terrestre (contabilizadas en el sector Energía), las emisiones de CH4 generadas por el ganado (fermentación entérica y manejo del estiércol) y las emisiones de N2O generadas por la aplicación de nitrógeno en los suelos agrícolas (las últimas dos contabilizadas en el sector Agricultura).

Respecto a la participación en 2018 de cada sector en el balance de GEI en términos absolutos[3] (Figura 3), el sector Energía representó un 49 %, seguido del sector UTCUTS (-36 %), del sector Agricultura (7 %), del sector Residuos (4 %), y por último del sector IPPU (4 %).

Figura 3. INGEI de Chile: balance de GEI (kt CO2 eq) por sector, serie 1990-2018

Fuente: Equipo Técnico Coordinador del MMA

Respecto a la participación de cada sector en las emisiones de GEI totales del país (Figura 4), el sector Energía representó un 77 %, seguido del sector Agricultura (11 %), del sector Residuos (6 %), y finalmente del sector IPPU (6 %). Esto muestra que, tanto en el balance de GEI como en las emisiones totales, el sector Energía es el de mayor relevancia.

Figura 4. INGEI de Chile: emisiones de GEI totales (kt CO2 eq) por sector, serie 1990-2018

Fuente: Equipo Técnico Coordinador del MMA

Tendencias de las emisiones por GEI

La tendencia de las emisiones y absorciones del país por cada GEI varía según se incluyan o no las fuentes y los sumideros del sector UTCUTS, ya que su inclusión genera un balance entre emisiones y absorciones de GEI, especialmente del CO2 (Tabla 6).

Tabla 6. INGEI de Chile: emisiones y absorciones de GEI (kt CO2 eq) por gas, serie 1990-2018

GEI 1990 2000 2010 2013 2016 2017 2018
CO2 (incl. UTCUTS) –           28.127,6 –         20.137,9 –         10.085,0             2.637,3           11.599,7           72.684,4              23.007,1
CO2 (excl. UTCUTS)             32.252,8           53.317,9           67.152,5           80.260,6           86.507,2           87.003,0              87.191,7
CH4 (incl. UTCUTS)             11.664,5           13.089,0           13.111,2           13.879,6           14.340,8           15.947,8              14.874,6
CH4 (excl. UTCUTS)             11.527,6           13.034,0           12.948,5           13.842,6           14.214,8           14.376,9              14.758,9
N2O (incl. UTCUTS)               5.502,7             6.497,8             6.605,3             6.464,8             6.451,7             7.480,0                6.496,9
N2O (excl. UTCUTS)               5.412,0             6.461,2             6.497,0             6.440,0             6.368,0             6.442,6                6.419,9
Gases fluorados                    17,2                188,2             1.344,1             2.135,2             3.066,0             3.393,1                3.942,0
HFC                      0,0                144,4             1.245,6             2.057,7             2.978,2             3.285,9                3.829,8
PFC NO                      NO                    0,2                    0,2                    1,0                    0,9                       0,8
SF6                    17,1                  43,8                  98,3                  77,3                  86,8                106,4                   111,4
Balance –           10.943,1 –              362,9           10.975,6           25.116,9           35.458,2           99.505,3              48.320,7
Total             49.209,5           73.001,4           87.942,1         102.678,4         110.156,0         111.215,6            112.312,6

NO: No ocurre

Fuente: Equipo Técnico Coordinador del MMA

En 2018, el balance de GEI de Chile estuvo dominado por el CO2, representando un 48 %, seguido del CH4 con un 31 %, del N2O con un 13 % y los gases fluorados que contabilizaron colectivamente el 8 % restante (Figura 5). Es evidente que el CO2 es el GEI que mueve la tendencia, como demuestran los picos (años 1998, 2002, 2007, 2012, 2015 y 2017) y los valles (2002, 2004 y 2010) de la serie. Llama la atención como el balance del CO2 es favorable a la absorción para los primeros años de la serie (1990-1997) y para parte del periodo entre 2000 y 2002. Esto se debe a la absorción de las tierras forestales (en bosque nativo y plantaciones forestales) y al mayor uso de gas natural para la generación eléctrica en comparación con otros combustibles fósiles, como el carbón en particular, cuya emisión por unidad energética (kg CO2/TJ) es mayor.

Figura 5. INGEI de Chile: balance de GEI (kt CO2 eq) por gas, serie 1990-2018

Fuente: Equipo Técnico Coordinador del MMA

En 2018, las emisiones de GEI totales estuvieron dominadas por el CO2, representando un 78 %, seguido del CH4 con un 13 %, del N2O con un 6 % y de los gases fluorados que contabilizan colectivamente un 3 % (Figura 6).

Figura 6. INGEI de Chile: emisiones de GEI total (kt CO2 eq) por gas, serie 1990-2018

Fuente: Equipo Técnico Coordinador del MMA


[1] El término «balance de GEI» o «emisiones netas» refiere a la sumatoria de las emisiones y absorciones de GEI, expresadas en dióxido de carbono equivalente (CO2 eq). Este término incluye al sector UTCUTS en su totalidad.

[2] En el presente informe, el término «emisiones de GEI totales» refiere solo a la sumatoria de las emisiones de GEI nacionales, expresadas en dióxido de carbono equivalente (CO2 eq). Este término excluye las fuentes de emisiones y sumideros de absorción del sector UTCUTS.

[3] En el presente informe, el término «absoluto» refiere a la magnitud del valor. Su finalidad es comparar las magnitudes entre emisiones y absorciones de GEI. En este sentido, los valores que correspondan a absorciones se acompañaran de un signo negativo para representar su calidad de sumidero.

 

Menú