1. Inicio
  2. Principales resultados
  3. Sector Agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra

Sector Agricultura, silvicultura y otros de la tierra

El sector Agricultura, que incluye las emisiones de GEI asociadas a las actividades agropecuarias, representó un 7 % del balance de GEI en 2018. En el mismo año, sus emisiones alcanzaron las 11.789 kt CO2 eq, disminuyendo en un 0,4 % desde 1990 y en un 0,8 % desde 2016, la tendencia a la disminución desde 2008 es debido mayormente a la baja de la población del ganado bovino y ovino que se ha registrado durante la última década, teniendo el ganado bovino además influencia tanto en las emisiones relacionadas con la fermentación entérica y los suelos gestionados (Figura 20).

Figura 20. Sector Agricultura: emisiones de GEI (kt CO2 eq) por categoría, serie 1990-2018

Fuente: Equipo Técnico de Agricultura del MINAGRI

Fermentación entérica (3.A.)

Esta categoría incluye las emisiones de CH4 de herbívoros como producto secundario de la fermentación entérica.

En 2018, las emisiones de GEI de esta categoría contabilizaron 4.971 kt CO2 eq, disminuyendo en un 17 % desde 1990 y en un 4 % desde 2016, debido principalmente a una baja de la población de ganado vacuno y ovinos. Estas reducciones dicen relación con las disminuciones de la rentabilidad de los negocios de producción nacional de carne bovina debido a la importación de este tipo de producto, y por una reducción del precio de venta de lana en los mercados internacionales[1]. Dentro de la categoría, el Ganado vacuno acumula la mayoría de las emisiones, representando un 87 %. Le siguen Ovinos con un 7 %, Otras especies con 4 %, y Porcinos con un 2 %.

Gestión del estiércol (3.B.)

Esta categoría incluye las emisiones de CH4 y N2O de la descomposición del estiércol en condiciones de poco oxígeno o anaeróbicas. Estas condiciones ocurren a menudo cuando el sistema de producción maneja grandes cantidades de animales en confinamiento, en las que habitualmente el estiércol es almacenado en lagunas (líquido), pilas (sólido) o en otros tipos de sistemas de gestión del estiércol.

En 2018, las emisiones de GEI de esta categoría contabilizaron 1.498 kt CO2 eq, incrementándose en un 76 % desde 1990 y disminuyendo en un 0,3 % desde 2016. La interacción entre crecimiento de la población de cerdos y gallinas, y la disminución de la población de ganado bovino ha mantenido sin mucha variación el total de emisiones de esta categoría. Dentro de la categoría, Porcinos acumula la mayoría de las emisiones, representando un 70 %. Le siguen Ganado vacuno con un 14 %, 11 % de Emisiones indirectas de N2O resultantes de la gestión del estiércol, un 5 % de Otras especies y un 0,7 % de Ovinos.

Suelos agrícolas (3.D.)

Esta categoría incluye emisiones directas e indirectas de N2O generadas desde la superficie de los suelos producto de procesos microbianos asociados a la aplicación de nitrógeno en forma de fertilizantes sintético y orgánico; orina y de estiércol depositado por animales en pastoreo; residuos de cultivos; mineralización/inmovilización de nitrógeno vinculada a la ganancia/pérdida de materia orgánica del suelo resultante del cambio del uso de la tierra o de la gestión de suelos minerales; y el drenaje/gestión de suelos orgánicos (histosoles).

En 2018, las emisiones de GEI de esta categoría contabilizaron 4.697 kt CO2 eq, incrementándose en un 5 % desde 1990 y en un 3 % desde 2016. Al igual que las fuentes de emisión que tienen relación con el ganado, ha existido una disminución y mantención en las emisiones debido a la baja en la población del ganado vacuno y la menor depositación de nitrógeno en tierras bajo pastoreo. Esta disminución en las emisiones ha sido compensada por el uso de fertilizantes nitrogenados sintéticos.

Dentro de la categoría, las Emisiones directas de N2O de suelos agrícolas representan un 83 % de las emisiones mientras que Emisiones indirectas de N2O de suelos agrícolas representan el 17 % restante.


[1] https://www.odepa.gob.cl/wp-content/uploads/2014/04/mercadoCarneLanaOvina.pdf

 

 

Menú